Cigala

Volver a Galeria de Productos

La cigala (Nephrops norvegicus) es un crustáceo de tamaño medio, muy apreciado en gastronomía debido a la suavidad y sabor delicado de su carne. Su longitud puede alcanzar entre 15 y 30 centímetros, y su peso oscila entre 20 y 600 gramos.

Cigala
Cigala

Características

Su estructura es alargada y más o menos cilíndrica. Posee un caparazón con costillas y espinas, así como una cabeza alargada con dos ojos salientes de color oscuro, en forma de riñón. De sus cinco pares de patas, el primero ha evolucionado hasta convertirse en pinzas, finas, largas y de grosor desigual. El segundo y tercer par también las presentan, pero de muy reducidas dimensiones. Su color característico es el rosado o anaranjado, con pequeñas manchas rojizas y blanquecinas. Al contrario que otros mariscos, apenas cambia de color una vez cocinado.

Propiedades nutritivas:
La cigala posee un gran número de proteínas, menos calorías que el resto de crustáceos y una mínima cantidad de grasas. Las vitaminas que predominan en su carne son del grupo B. Los minerales más destacados en su composición son el potasio, fósforo, magnesio y yodo.